06.02.2013 13:26 Antiguedad: 5 yrs

Así aprenden los niños a montar en bici


Con dos o tres años muchos niños reciben su primera bicicleta. Algunos aprenden rápidamente a montar en bici y otros tardan algo más, ya que el desarrollo no es igual en todos, tienen diferentes puntos fuertes y debilidades. En el tráfico rodado, una excesiva presión de los padres o un comportamiento demasiado ambicioso de los niños podría tener consecuencias peligrosas. Hay que tener en cuenta que ellos perciben el mundo que les rodea de forma diferente a los adultos.

Los niños tienen:
• un menor ángulo de visión
• una localización acústica limitada
• un sentido del equilibrio no desarrollado por completo
• un centro de gravedad corporal relativamente alto
• una coordinación izquierda-derecha insuficiente
• la sensación de ser el centro del mundo
• no pueden apreciar correctamente la sdistancias

Los expertos están de acuerdo en que montar en patineta fomenta el desarrollo motriz de los niños y los prepara de forma óptima aprender después a montar en bicicleta. Montando en patineta se entrena el equilibrio, la capacidad de reacción y el dominio del propio cuerpo. De esta forma los niños se habitúan poco a poco a desenvolverse en situaciones de tráfico complejas.

Consejos para aprender correctamente a montar en bicicleta:

1. Práctica temprana
Se empieza a aprender a montar en bicicleta mucho antes de tener la primera bici. Los padres deben enseñar a sus hijos en edad temprana a ganar movilidad. Una patineta es ideal para conseguirlo.

2. Evite usar las ruedas de apoyo
No es aconsejable usar las ruedas pequeñas de apoyo. Es preferible invertir más tiempo en que el primer intento de montar en bici sea exitoso, ya que el paso más difícil para el niño es mantener el equilibrio.

3. Practicar en un espacio seguro
Los primeros recorridos en bicicleta deben realizarse bajo la vigilancia de padres o adultos en espacios seguros y sin tráfico. Procure que el niño tenga suficiente tiempo para aprender a dominar la bici en un espacio seguro: mantener el equilibrio, girar, detenerse, bajarse y subirse.

4. Respetar las capacidades individuales
Por encima de todo se debe tener en cuenta la personalidad del niño. Si es muy espontáneo y se distrae fácilmente debería empezar con cuidado y practicar más tiempo en un “espacio seguro”. El nivel de desarrollo motriz y sensorio-motriz individual de cada niño es decisivo.

5. Dar un empujón mejor que empujar continuamente
Para muchos niños lo más difícil es iniciar la marcha, ya que para ello necesitan mantener el equilibrio y aún no pueden. En lugar de empujar todo el rato es mejor ayudarle dando empujones cortos al iniciar la marcha y de esa forma motivarlo a rodar y finalmente a pedalear.

6. Aprender a caerse
Es comprensible que se quiera proteger al niño de caídas, dolor y contratiempos. Sin embargo, es mejor dejar que se caigan pronto alguna vez. La mayoría de las veces la velocidad y la altura de la caída es muy baja y por tanto la probabilidad de lesionarse es bastante reducida. El niño debe aprender tanto a montar en bici como a caerse. Psicológicamente también es positivo alguna caída ocasional cuando se comienza a montar en bici.

7. La mirada hacia adelante
Para poder mantener bien el equilibrio, el tronco, la cabeza y la mirada deben orientarse siempre hacia adelante en la dirección de la marcha. Los padres que empujan al niño por detrás los distraen de la conducción. Es mejor caminar de espaldas delante de la bici del niño y controlar que éste mire siempre hacia adelante, no a la rueda o al suelo.

8. La práctica hace al maestro
Tan pronto como el niño pueda montar en bici con seguridad debería introducir los desplazamientos en bici en las rutinas diarias siempre que sea posible.

9. Los padres son el ejemplo a seguir
La función ejemplar de los padres durante el desarrollo del niño para montar en bici con seguridad es muy importante, por no decir decisiva. Los niños deben experimentar una relación positiva con la bicicleta, incluso ya como bebé cuando se desplazan en el remolque para niños, donde pueden vivir el lado atractivo de la bicicleta: descubrir la naturaleza, los elementos, el propio cuerpo y sus limitaciones.

Fuente: ADFC, Allgemeiner Deutscher Fahrradclub - Coordinadora Federal de Asociaciones de Bicicleta en Alemania


Hans Bloem Representaciones Logo